lutums.net / 13 Consejos de seguridad en Internet para niños: mantener seguros a sus hijos en línea

13 Consejos de seguridad en Internet para niños: mantener seguros a sus hijos en línea


Internet puede hacer mucho para enriquecer nuestras vidas. También puede ser un lugar aterrador y peligroso, especialmente para los niños.

Un informe de 2011 del CyLab de la Universidad Carnegie Mellon descubrió que la tasa de robo de identidad es un 51% mayor para los niños que para los adultos. Anualmente, más de un millón de niños tienen su identificación robada. Otras amenazas, como la depredación infantil y el acoso cibernético, son aún más comunes, y las tasas continúan aumentando cada año.

Entonces, ¿qué puede hacer, como padre, para mantener a sus hijos seguros en línea? Vamos a ver.

Cómo mantener a sus hijos seguros en línea

Una vez que empiezas a pensar en la gran cantidad de amenazas que enfrentan los niños en línea, la tarea de mantenerlos a salvo y convertirlos en buenos ciudadanos de Internet puede ser abrumador. Pero hay muchas cosas que puede hacer para comenzar y, con suerte, evitar que sus hijos tengan experiencias malas o incluso atemorizantes en línea.

1. Comience la conversación

Comience a hablar con sus hijos desde el principio sobre la seguridad en Internet. Mientras más comuniques los riesgos y peligros que están presentes en línea, más equipados estarán tus hijos para identificar esas amenazas y tomar las medidas apropiadas cuando surjan.

Dígales a sus hijos que acudan a usted cada vez que vean algo que los molesta o que no entienden. Hágales saber que no los juzgará sobre lo que piden, o quitará privilegios si estuvieran en un sitio no aprobado. Sí, los niños necesitan consecuencias por romper las reglas, pero es más importante, en el momento, que acudan a usted para hablar sobre algo que vieron, leyeron o experimentaron en línea.

Como padre, usted sabe que dar conferencias a sus hijos sobre cualquier tema es la manera más segura de que desconecte lo que está tratando de decir. Afortunadamente, Google creó Be Internet Awesome, un juego interactivo que enseña a los niños cómo tomar decisiones inteligentes en línea. El juego enseña a los niños cómo ser amables en línea, cómo identificar personas falsas, sitios web falsos e información falsa, cómo compartir información con cuidado y mucho más.

A los niños más pequeños les puede resultar difícil entender que Internet plantea peligros al igual que el mundo real. Para ellos, Internet es como la televisión, un dispositivo de entretenimiento. Puede ser difícil entender que hay personas reales en el otro extremo que podrían querer hacerles daño. Por lo tanto, siga repitiéndose o transmitiendo el mismo mensaje de diferentes maneras, cada vez que use Internet en conjunto. Para los niños pequeños, la repetición puede ser el mejor maestro.

2. Eduque a sus hijos sobre las tácticas de los depredadores

Los niños mayores que visitan salas de chat o usan las redes sociales corren un mayor riesgo de depredadores de niños. Es importante educar a sus hijos sobre las tácticas que pueden usar estos adultos para atraerlos a compartir información, o incluso a encontrarse cara a cara.

Pure Sight, un programa de software que ayuda a proteger a los niños e incluso puede identificar el acoso cibernético en cualquier dispositivo, tiene una útil lista de "tácticas de aseo personal" que los depredadores en línea suelen usar con los niños.

Por ejemplo, podrían decir "vamos a lo privado", lo que significa que quieren iniciar una conversación privada con el niño en la sala de chat, a través de mensajería instantánea o incluso por teléfono. Las conversaciones privadas no son monitoreadas por las salas de chat.

Otra táctica es decir: "¿Dónde está la computadora en su casa?". El depredador desea saber con qué facilidad los padres pueden ver lo que hace el niño. Otras tácticas, como la adulación o la empatía, podrían usarse para construir una relación y ganar confianza.

También debe educar a sus hijos sobre los piratas informáticos, utilizando un lenguaje que puedan entender. Amichai Shulman, CTO de la empresa de seguridad de red Imperva y padre de cuatro hijos, fue entrevistado por The Guardian sobre cómo mantiene a sus hijos seguros en línea. Él les dice a sus hijos que los piratas informáticos son un tipo de delincuente que irrumpe en su hogar a través de la computadora, en lugar de a través de la ventana.

Él refuerza la conexión entre la computadora y el mundo real al hablar de regalos. A sus hijos nunca se les permite hablar con extraños que llevan regalos, ni se les permite abrir algo cuando no saben exactamente de dónde proviene. Y, lo mismo es cierto en línea. Sus hijos reciben instrucciones de nunca abrir archivos adjuntos de correo electrónico no solicitados.

Estas simples analogías pueden ayudar a su propio hijo a visualizar la intención maliciosa de los hackers mucho mejor de lo que podrían imaginar por sí mismos. Esto, a su vez, puede ayudarlos a ser más cautelosos y tomar mejores decisiones en línea.

3. Sepa qué cubre la ley y qué no

La Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) redactó la Ley de Protección y Privacidad en Línea de los Niños (COPPA), una ley federal que protege la información personal de los niños e impide que los sitios web y aplicaciones que están específicamente dirigidos a niños menores de 13 conocimiento de los padres. Esta información personal incluye todo, desde su nombre y dirección, hasta fotos y su dirección IP.

Así es como funciona. Imagine que su hijo quiere descargar una aplicación que requiere su información personal. Antes de que puedan completar el proceso, los padres reciben una notificación para alertarlos de la situación. El aviso también detalla, en lenguaje sencillo, exactamente qué información quiere recopilar el sitio web o la aplicación, y qué hará con esta información. Los padres deben dar su consentimiento antes de que el niño pueda proceder.

Una vez que se recopila la información, usted todavía tiene el control. Puede solicitar ver la información en cualquier momento (aunque es probable que tenga que probar su propia identidad antes de que la compañía le proporcione acceso). También puede revocar su consentimiento y solicitar que se elimine la información.

COPPA proporciona una capa de protección para los niños; sin embargo, la ley solo se aplica a sitios web y aplicaciones que están específicamente orientados a niños más pequeños. Si su hijo se pierde en un sitio orientado a adolescentes o adultos, COPPA no se aplicará.

4. Mantenga la computadora en áreas comunes

El viejo adagio comercial, "lo que se mide se maneja" se aplica correctamente al uso de la computadora de su hijo. Si navegan por Internet en una computadora portátil en su habitación, es imposible que controle todo el tiempo lo que están mirando.

Sin embargo, si las computadoras con acceso a Internet están ubicadas en un área central, como la cocina o la sala de estar, entonces es mucho más fácil para usted vigilar lo que están haciendo.

5. Use filtros de control parental

Los navegadores como Internet Explorer, Chrome y Safari tienen controles parentales que, una vez habilitados, le permitirán crear pautas específicas que detallen lo que su hijo puede ver y descargar, y lo que no puede.

Por ejemplo, Google Chrome le permite configurar un perfil de usuario para cada niño. Una vez que se crea su perfil, puede bloquear sitios específicos, así como también filtrar contenido ofensivo, como blasfemias, desnudos, pornografía o violencia, entre otros. También tiene la opción de bloquear toda la web y agregar solo los sitios web a los que desea que tengan acceso sus hijos. Los controles parentales de Microsoft le permiten controlar la cantidad de tiempo que su hijo pasa navegando cada día.

Por supuesto, cada navegador tiene instrucciones diferentes para activar los controles parentales. Aquí hay enlaces para los navegadores más utilizados:

  • Google Chrome
  • Windows 10
  • Safari

Si usted y sus hijos usan dispositivos Android, puede descargar la aplicación Family Link. La aplicación, que fue desarrollada por Google, le permite usar todos los controles parentales que se encuentran comúnmente en los navegadores. Sin embargo, Family Link va un paso más allá al permitir a los padres bloquear y desbloquear de forma remota el dispositivo de su hijo en momentos específicos (por ejemplo, si no los quiere utilizando su dispositivo después de las 8 p.m., puede configurarlo para que se apague automáticamente). También recibe informes semanales o mensuales de actividades que detallan qué sitios visita su hijo y cuánto tiempo pasan en cada sitio.

Aunque el uso de controles parentales es un paso importante, es uno que también debe venir con transparencia. Sea abierto con sus hijos sobre estos controles y explique por qué los está implementando. Pregúnteles a sus hijos cómo se sienten acerca de las pautas que ha creado y aborde sus inquietudes. Ser abierto sobre el uso de estos controles, y dar a sus hijos la oportunidad de hablar sobre ellos con usted, ayudará a generar confianza. Y, esta confianza será esencial cuando encuentren un sitio web o una situación que los perturbe.

6. Dar información con cautela

Las escuelas, consultorios médicos e incluso los clubes y actividades extracurriculares solicitan habitualmente información muy personal, incluido el número de seguridad social de su hijo.

Antes de dar cualquier información, pregunte por qué la oficina u organización lo necesita y, lo que es más importante, cómo mantienen segura esta información. No tema retener la información de su hijo si no es realmente necesario. Cuantos menos lugares tengan información sobre su hijo, menos riesgo habrá de que se vea comprometido en el futuro.

Los adolescentes están en riesgo cuando ingresan a la fuerza de trabajo. La mayoría de las solicitudes de empleo solicitan un número de Seguridad Social para las verificaciones de antecedentes, pero muchas empresas no pasan mucho tiempo ni piensan en obtener estos documentos una vez que el adolescente es contratado (o no). A menudo, se colocan en un archivador y se olvidan.

Hable con su adolescente sobre la importancia de mantener seguro su número de Seguridad Social. Indíqueles que le pregunten al oficial de contratación cómo van a mantener segura su solicitud de empleo, y si pueden enviar su número de seguro social solo si están siendo considerados seriamente para el puesto.

7. Congele el informe de crédito de su hijo

El robo de identidad puede sucederle a un niño de cualquier edad; si tienen un número de Seguridad Social, pueden convertirse en víctimas. Una de las razones por las cuales los niños corren un riesgo tan elevado de robo de identidad es porque son borrón y cuenta nueva. También pasará mucho tiempo antes de que un niño necesite una tarjeta de crédito, por lo que es probable que el robo pase desapercibido durante años.

La mejor manera de proteger la identidad financiera de su hijo es congelar su informe crediticio. Sin embargo, las leyes con respecto a esto son variadas; Consumer Reports indica que solo 23 estados tienen políticas vigentes con respecto a la congelación de crédito de un menor. Estos estados incluyen: Arizona, Connecticut, Delaware, Florida, Georgia, Illinois, Indiana, Iowa, Louisiana, Maine, Maryland, Michigan, Montana, Nebraska, Nueva York, Carolina del Norte, Oregón, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Virginia y Wisconsin.

Además, las políticas difieren entre las tres oficinas de crédito principales. A través de Equifax, los padres pueden crear un informe de crédito para sus hijos y luego congelarlo, de forma gratuita. Otras agencias de crédito no crearán un archivo a menos que la ley estatal lo ordene. Además, los padres pueden tener que pagar una tarifa para congelar el informe de crédito de su hijo.

El proceso para congelar el informe de crédito de su hijo toma tiempo. Deberá presentar comprobante de su identidad (mediante una licencia de conducir, tarjeta de seguro social, factura de servicios públicos, etc.), comprobante de la identidad de su hijo (con su tarjeta de Seguridad Social) y prueba de su relación (con su certificado de nacimiento) . Luego tendrá que enviar copias de estos documentos a cada una de las tres oficinas de informes de crédito.

Si vive en un estado que le permite congelar el crédito de su hijo, definitivamente vale la pena el tiempo y el esfuerzo para hacerlo.

8. Aprenda lo que FERPA cubre, y lo que no funciona

La Ley de privacidad y derechos educativos de la familia (FERPA) es una ley federal de privacidad que cubre la información personal de un niño en la escuela, incluidas las transcripciones, la información de contacto de la familia y los informes disciplinarios. A través de FERPA, las escuelas deben notificar a los padres cuando quieran compartir esta información, así como obtener un consentimiento por escrito. Las escuelas también deben proporcionar a los padres acceso a estos registros cuando lo soliciten.

FERPA no protege completamente a su hijo. Los funcionarios escolares no tienen que recibir el consentimiento de los padres para compartir los registros en estos cuatro casos:

  • Divulgaciones hechas a funcionarios escolares con intereses educativos legítimos
  • Divulgaciones hechas a otra escuela en la cual el estudiante tiene la intención de inscribirse
  • Divulgaciones hechas a las autoridades educativas estatales o locales para auditar o evaluar programas de educación apoyados por el gobierno federal o estatal, o hacer cumplir las leyes federales relacionadas con esos programas
  • Divulgaciones que incluyen información que la escuela ha designado como "información de directorio"

La subcláusula de "información del directorio" es preocupante para algunos padres. La razón es porque la "información del directorio" es información que la escuela considera no daña si se divulga. El problema es que cualquiera puede solicitar esta información, sin consentimiento. Entonces, ¿qué pueden compartir las escuelas acerca de su hijo a través de "información de directorio"?

  • Nombre, dirección, listado telefónico, dirección de correo electrónico, fecha y lugar de nacimiento, fechas de asistencia y nivel de grado
  • Participación en actividades y deportes oficialmente reconocidos
  • Peso y altura de los miembros de los equipos deportivos
  • Grados, honores y premios recibidos
  • La escuela más reciente asistió

Cualquier padre puede imaginar cómo un depredador infantil malicioso podría hacer uso de esta información. La buena noticia aquí es que puede optar por dejar de compartir el "directorio de información". Simplemente hable con los funcionarios de su escuela sobre cómo comenzar.

Tenga en cuenta que si su hijo es parte de un equipo o actividad deportiva después de la escuela que tiene lugar en la escuela, pero en realidad no está patrocinado por la escuela, FERPA no se aplica. Tendrá que averiguar qué hacen estas organizaciones con la información personal de su hijo y hacerles saber si no desea que se comparta con terceros.

9. No comparta información personal con miembros de la familia

USA Today informa que los miembros de la familia son responsables del 30% de los robos de identidad de menores.

Siempre que amigos o familiares vengan a cuidar a los niños o pasen tiempo con sus hijos, asegúrese de que todos los documentos que contienen su información personal estén guardados en un archivador o en una caja fuerte. Si tiene adolescentes, asegúrese de que su billetera o cartera esté fuera de la vista o guardados en un lugar seguro.

10. Resuma qué y qué no compartir

Sus hijos también deben comprender qué es apropiado compartir en línea y qué no. Por ejemplo, muchos adolescentes están orgullosos de su primera licencia de conducir y publicarán fotos en las redes sociales cuando se envíen por correo. Sin embargo, este es un documento que nunca se debe compartir con otros, especialmente en línea.

Lo mismo puede decirse de su primera cuenta bancaria o tarjeta de crédito. Puede parecer obvio para los adultos que esta información nunca debe publicarse, pero los niños y adolescentes a menudo no piensan en las consecuencias de compartir algunos de los hitos que les enorgullecen.

Nunca se debe publicar en línea otra información, como la dirección de su hogar, fecha de nacimiento completa, ubicación actual, número de teléfono, historial médico, itinerarios de vacaciones o cualquier información relacionada con el trabajo.

Tome precauciones adicionales contra el acoso cibernético

Las estadísticas son aleccionantes. Según el Centro de Investigación de Acoso Cibernético, el 34% de los niños de escuela intermedia informan que han sido víctimas de acoso cibernético. Las adolescentes son victimizadas más a menudo (37%) que los niños (31%). El acoso cibernético no solo afecta la autoestima y la moral, sino que también puede provocar ansiedad, depresión e incluso suicidio.

El ciberacoso es especialmente dañino debido a su naturaleza digital. Los dispositivos están siempre encendidos, lo que significa que los niños rara vez obtienen alivio del acoso. También es, en la mayoría de los casos, accesible de forma permanente en línea. Esto puede afectar la reputación de un niño e incluso afectar futuras admisiones escolares y oportunidades de trabajo.

¿Cómo es el ciberacoso? Puede tomar muchas formas:

  • Envío de mensajes de texto maliciosos
  • Circulación de fotografías embarazosas o dañinas en línea
  • Difundir rumores a través de mensajes de texto o redes sociales
  • Pretender ser otra persona, abrir una cuenta de redes sociales en nombre de esa persona y difundir información falsa
  • Robar contraseñas de redes sociales o información de inicio de sesión para difundir información perjudicial
  • Circulando imágenes sexualmente sugerentes o mensajes sobre otra persona

Como padre, hay muchas estrategias que puede utilizar para detener el acoso cibernético y mantener a sus hijos seguros.

11. Conozca las señales de advertencia

Según Cyberbullying.org, la mayoría de los niños que experimentan acoso cibernético no le dicen a nadie lo que está sucediendo. Es por eso que es tan importante que conozca las señales de advertencia. Estos pueden incluir:

  • Su hijo pierde de repente interés en usar sus dispositivos
  • Parece nervioso o nervioso cuando están usando sus dispositivos
  • Pierde interés en la escuela, o parece nervioso o ansioso cuando tienen que ir
  • Se retira de la familia y amigos
  • Aparece enojado o molesto después de ir en línea
  • Quiere pasar más tiempo con su familia que con sus amigos
  • Se vuelve reservado sobre sus actividades en línea

12. Conozca su estado y la política de la escuela

Muchos estados han desarrollado políticas y mandatos para hacer frente al aumento del acoso cibernético. Sin embargo, la mayoría de estos mandatos carecen de instrucciones o marcos formales, por lo que las escuelas se dejan solas para elaborar un plan. Además, la mayoría de los estados no proporcionan fondos para ayudar a las escuelas a implementar esfuerzos contra el acoso cibernético, así que una vez más, las escuelas tienen que aportar dinero por sí mismas.

Según el Cyberbullying Research Center, las escuelas se encuentran en una posición difícil a la hora de decidir qué tan lejos llegar con las políticas que implementan. Por ejemplo, los estudiantes que usan recursos escolares (como tabletas o computadoras portátiles) para intimidar a otro estudiante pueden ser disciplinados por su comportamiento. Pero, ¿qué ocurre cuando se produce intimidación en el dispositivo personal de un alumno después del horario escolar?

Algunas escuelas han sido demandadas por disciplinar a un estudiante por acoso cibernético cuando no estaba justificado, mientras que otras han sido demandadas por no intervenir lo suficientemente pronto. La mayoría de los administradores escolares no tienen ninguna guía cuando se trata de disciplinar a los estudiantes por actividades que ocurren fuera de los límites de la escuela.

Aunque es un área gris, las escuelas están trabajando para implementar políticas significativas para prevenir y abordar el acoso cibernético. Es importante comprender la política actual de su escuela y hablar directamente con los administradores escolares si sospecha que su hijo está siendo intimidado.

13. Habla con tus hijos sobre su comportamiento en línea

A menudo, los niños y adolescentes se involucran en conductas de acoso cibernético sin darse cuenta de la gravedad de sus acciones. Es esencial que hables con tus hijos sobre el acoso cibernético: qué implica y por qué es inaceptable.

Los niños necesitan saber que su comportamiento en línea debe reflejar la forma en que se comportan en el mundo real. Por ejemplo, si sus hijos no harían algo cara a cara con alguien, no deberían hacerlo en línea. Hable con ellos acerca de difundir solo mensajes positivos. Sí, es posible que tengan pensamientos negativos sobre alguien en la escuela, pero esto no significa que sus sentimientos se deben compartir en línea.

Enseñe y refuerce valores positivos como amabilidad, empatía y compasión. Para hacer esto, necesita modelar estos comportamientos usted mismo.

Muchos niños que no participan directamente en el acoso cibernético terminan siendo testigos a través de sus amigos. Anime a sus hijos a no "Me gusta" las publicaciones o los comentarios que puedan perjudicar a los demás. Si ven un mensaje dañino o molesto o una publicación dirigida a otra persona, enséñeles a alejarse de su dispositivo hasta que estén lo suficientemente tranquilos como para responder de una manera constructiva. Los niños que "arremeten" con ira contra un acosador cibernético para proteger a un amigo pueden empeorar una mala situación.

Por último, anime a sus hijos a comunicarse directamente con la víctima y exprese su solidaridad y apoyo. Esto puede proporcionar un gran impulso a la autoestima del otro niño, y les permite saber que su propio hijo no apoya al acosador ni a su comportamiento.

Palabra final

Un informe titulado "Siempre conectado", compilado por el Centro Joan Ganz Cooney, descubrió que los niños de 8 a 10 años pasan un promedio de 5, 5 horas por día usando los medios. Si bien la mayor parte de este tiempo se dedica a mirar televisión, usar Internet es un segundo plano. Y, la edad a la que los niños se vuelven usuarios habituales de Internet sigue disminuyendo.

Esto significa que los padres tienen la responsabilidad no solo de mantener seguros a sus hijos en línea, sino también de enseñarles las habilidades y las capacidades de toma de decisiones para convertirse en buenos ciudadanos de Internet.

¿Cómo ayudas a tus propios hijos a navegar por el mundo digital?


¿Qué es la mediación de divorcio? Lista de verificación de consejos y procesos

¿Qué es la mediación de divorcio? Lista de verificación de consejos y procesos

La disolución de un matrimonio es una experiencia emocionalmente dolorosa. Lo último que desea hacer es agregar problemas financieros y disputas legales complicadas a la mezcla. Entre los honorarios de abogados y los gastos que conlleva dividir una casa en dos, demasiados divorcios resultan en una destrucción de activos y atan las ganancias futuras en el proceso.Si

(Dinero y negocios)

7 claves para alcanzar el éxito financiero

7 claves para alcanzar el éxito financiero

"¿Qué debo hacer?" A lo largo de los años, la gente me ha preguntado en innumerables ocasiones por consejos sobre inversiones, seguros y otros asuntos financieros con la esperanza de que haya una estrategia simple e igual para todos que pueda ser implementado fácilmente en sus propias vidas.Oja

(Dinero y negocios)