lutums.net / 18 Consejos para el manejo del dinero para parejas recién casadas

18 Consejos para el manejo del dinero para parejas recién casadas


"Para bien o para mal ... Para los más ricos o para los más pobres". Esto es lo que la mayoría de nosotros le prometemos a nuestro cónyuge cuando nos comprometemos en matrimonio. Pero desafortunadamente, muchas parejas de hoy en día no parecen sobrevivir ya sea más rico o más pobre debido a las pobres habilidades de administración de dinero.

Algunas parejas se quedan con su forma individual de administrar el dinero, que puede o no combinarse con la de su cónyuge. Otros pueden asumir la responsabilidad sobre sus propios hombros o empujarse sobre su cónyuge en su lugar. Algunos cónyuges incluso mienten, hacen trampa y gastan demasiado, y hacen que toda la confianza dentro de la relación sea un recuerdo lejano. Como pareja de recién casados, ¿cómo puedes evitar que ocurran estas tragedias en tu propio matrimonio?

Definitivamente hay esperanza, pero debes actuar temprano. De hecho, la administración del dinero en realidad puede ser una forma gratificante de vincularse con su ser querido. Aquí hay pasos a seguir y consejos para asegurarse de estar en el camino correcto durante toda la vida de administrar adecuadamente sus finanzas conjuntas.

Pasos de administración de dinero para los recién casados

Administrar su propio dinero puede ser un desafío suficiente. Pero incorporar las finanzas de su cónyuge puede ser abrumador. En otras palabras, no espere ser un experto de inmediato. Ustedes dos tienen algunas cosas que resolver y deben tomarse bastante tiempo para hacerlo. Siga estos nueve pasos un paso a la vez para que usted y su cónyuge puedan acostumbrarse fácilmente a hábitos financieros saludables.

1. Comience a hablar sobre las finanzas
Lo mejor es hacerlo antes de casarse, pero si no lo ha hecho, discuta las finanzas con su nuevo cónyuge lo antes posible. Tendrá que repasar qué cuentas tiene y cuánta deuda tiene. También querrá tener claro cómo espera que se maneje el dinero.

Por ejemplo, avísele a su cónyuge si espera que él o ella hable primero con usted sobre compras superiores a $ 100. Asegúrese de que cada persona comprenda bien su posición financiera como pareja y las expectativas que tiene la otra.

2. Anote las metas
Una vez que haya determinado su estado financiero de referencia, analice en profundidad sus objetivos financieros a largo plazo. Por ejemplo, ¿planea jubilarse a cierta edad? ¿Quieres salir de las deudas y convertirte en millonario?

Mi esposo y yo acordamos metas que incluían mantener un presupuesto cada mes y convertirme en una familia con un solo ingreso, para poder ser ama de casa. Asegúrese de escribir todas sus metas y revisarlas periódicamente. Tendrás muchas más posibilidades de éxito si lo haces.

3. Discuta las cuentas bancarias
Existen pros y contras para abrir una cuenta bancaria conjunta o para mantener sus cuentas individuales después de casarse. Incluso puedes hacer ambas cosas. La combinación de cuentas puede simplificar sus finanzas y puede ayudar a generar confianza en un matrimonio. Además, puede ser especialmente valioso cuando un cónyuge opta por asumir más obligaciones domésticas o de crianza que el otro y, como resultado, hay una desigualdad en los ingresos.

Dicho esto, es posible que un nivel de independencia sea preferible a ambos, aunque también puede facilitar que usted o su cónyuge oculten ciertas compras o hábitos de consumo. Además, dada la alta tasa de divorcio, mantener cuentas bancarias separadas puede brindarle cierta medida de protección si su cónyuge decide "tomar el dinero y salir corriendo". Discuta esto extensamente con su cónyuge para asegurarse de que ambos estén cómodos con lo que sea que decidir.

4. Construya un Fondo de Emergencia
Si aún no tiene un fondo de emergencia, considere hacer de esto una prioridad. Un fondo de emergencia es dinero que se aparta en caso de que algo costoso ocurra inesperadamente, como un trabajo perdido, una enfermedad familiar, un desastre natural o una reparación importante en el hogar. Trate de ahorrar alrededor de 6 meses de los gastos de su hogar en caso de que la emergencia sea que no tiene ingresos. La construcción de un fondo de emergencia debe ser una prioridad porque traerá seguridad financiera y protegerá su relación en caso de que ocurra un desastre.

5. Diseña un presupuesto
Como mencioné, uno de mis objetivos con mi esposo es garantizar que estemos dentro del presupuesto cada mes. De modo que no nos endeudamos, limitamos cuánto podemos gastar en ciertas categorías presupuestarias mensuales, como comida, cenas y entretenimiento.

Comience por revisar sus gastos conjuntos en los últimos meses para determinar cuánto ha estado gastando y si necesita reducir esa cantidad. Luego, establezca límites en dólares por categoría que cree de acuerdo con sus ingresos después de impuestos. No olvide asignar los gastos inesperados o irregulares, como el mantenimiento de rutina del automóvil o citas con el médico. Su presupuesto puede ser un trabajo en progreso, así que no se preocupe si tiene que hacer ajustes, especialmente durante los primeros meses.

6. Haz un seguimiento de tu presupuesto
No es suficiente solo hacer un presupuesto. Debe asegurarse de mantenerse dentro de su asignación de gastos y ajustarse en consecuencia a medida que su situación, sus gastos o sus ingresos cambien. Una forma muy efectiva de cumplir con su presupuesto es usar el sistema de presupuesto de sobres. Esto es perfecto para parejas jóvenes que generalmente tienen ingresos más bajos y deben tener cuidado de no gastar de más.

Otro enfoque es diseñar una hoja de cálculo que rastree todos sus gastos y la totalice a fin de mes. También puede hacer uso de ciertas herramientas de tarjeta de débito y crédito que desglosarán sus gastos por categoría. Solo asegúrate de pagar los cargos de tu tarjeta de crédito cada mes. Pruebe algunos métodos diferentes y haga lo que mejor funcione para usted y su cónyuge.

7. Tener reuniones semanales de dinero
Una cosa que realmente nos ha ayudado a mí y a mi esposo a mantener el rumbo es en nuestras reuniones monetarias semanales. Durante las reuniones, discutimos cómo se ve nuestro presupuesto para el mes, si tenemos facturas venideras a pagar, cómo nos va con nuestros objetivos financieros y cualquier otra cosa relacionada con el dinero. Estas reuniones son geniales porque fortalecen la comunicación en nuestro matrimonio así como nuestro nivel de confianza. Siempre sabemos dónde estamos financieramente y que ambos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para mantener eso en terreno firme. Dejando de lado el tiempo para hablar también nos ayuda a dejar de preocuparnos por el dinero porque sabemos que se tratará el dinero.

8. Ahorre para la jubilación
Ya sea que estés casado o no, debes asegurarte de que estás financieramente a largo plazo. Esto significa que debe ahorrar para la jubilación ahora. Si trabaja para una empresa que ofrece un plan 401k, coloque la cantidad máxima permitida para aprovechar cualquier adecuación de la compañía, o al menos contribuya tanto como pueda. Si tiene una IRA Roth, ingrese la cantidad máxima todos los años si es posible.

Pero incluso si no puede maximizar estas cuentas, incluso poner $ 50 en un mes lo ayudará en el largo plazo. Debido al interés compuesto, el tiempo es tan importante como el dinero cuando se trata de hacer crecer su fondo de jubilación, así que no se demore.

9. Salga de la deuda y manténgase fuera de la deuda
La deuda puede ser dañina para cualquier persona, pero es una doble amenaza cuando estás casado porque dos personas son responsables de pagar el dinero. Comience su matrimonio bien erradicando la deuda y no acumulándola de nuevo. Elabore un plan con su cónyuge sobre cómo salir y mantenerse fuera de las deudas. Sugiero leer The Total Money Makeover de Dave Ramsey. Vivir una vida libre de deudas no solo es saludable para usted financieramente, sino que también es saludable para su matrimonio.

Otros consejos sobre el manejo del dinero para los recién casados

Los siguientes consejos no solo lo ayudarán a administrar su dinero como un equipo profesional, sino que lo ayudarán a desarrollar una sólida base matrimonial para resistir cualquier vida que se cruce en su camino.

1. Responsabilidades de compartir
La administración del dinero en un matrimonio no se trata de tener una discusión rápida entre ellos y luego de una persona que lleva el balón para la pareja. Involucra a ambas partes trabajando juntas y compartiendo responsabilidades por igual. Por ejemplo, tanto el esposo como la esposa deben participar en la toma de decisiones, el presupuesto y el pago de facturas.

Además, y he visto que esto sucede, si las responsabilidades no se dividen y algo le sucede al cónyuge "financiero", el otro cónyuge puede quedar desorientado. Las facturas pueden no ser pagadas, la deuda puede acumularse, y lo que una vez fue una posición financiera sólida puede deteriorarse rápidamente. Con el interés de preservar el bienestar de usted y de su cónyuge, asegúrese de que cada uno de ustedes conozca su situación financiera completa y esté a cargo de administrar una parte de la misma.

2. Traer temas sensibles con amor
Cuando surge una situación complicada que te molesta, no hagas nada precipitado que pueda dañar tu relación. Trae temas delicados con cuidado y sin amor. Por ejemplo, si siente que su cónyuge está gastando en exceso, no comience a gritar y acusar. Haga referencia al asunto señalando cómo está superando el presupuesto de forma conjunta este mes y cómo le gustaría ver las formas de volver al presupuesto. Mírate a ti mismo como un equipo y mira lo que el equipo necesita hacer para mejorar.

Por ejemplo, si su cónyuge está gastando en exceso, ¿qué puede hacer para apoyarlo en mejores hábitos? Hagas lo que hagas, no apuntes con el dedo.

3. Encuentre el nivel correcto de riesgo como pareja
Al considerar sus inversiones y su estilo de vida en general, es mucho más fácil si ambos están en la misma página. Si usted es alguien a quien le gusta arriesgarse, puede encontrar que sus hábitos de gasto e inversión son diferentes a los de su cónyuge averso al riesgo.

Por ejemplo, si tiene una gran idea para una empresa y está listo para liquidar su 401k para financiarla, su cónyuge que juega con la seguridad puede ser quien le impida hacerlo. Hable de esto con su cónyuge y encuentre un término medio cuando se trata de riesgos. Tal vez ninguno de ustedes puede estar completamente en su zona de confort, pero tampoco quiere estar demasiado lejos de eso. La asunción de riesgos deberá ser un compromiso.

4. Trabaja como un equipo
Para trabajar adecuadamente en equipo, debe tener los mismos objetivos en mente. Trabajen juntos para encontrar y encontrar formas de lograr esos objetivos. Siempre anímense unos a otros y edifíquense unos a otros. Sé consciente de tus propias debilidades y fortalezas, y juega con las fortalezas de tu cónyuge para traer sinergia a lo que estás tratando de lograr.

5. Sé honesto
La honestidad es siempre la mejor política, especialmente cuando se trata de administrar el dinero en un matrimonio. Si te equivocas o haces una compra, no deberías haberlo hecho, decirle a tu cónyuge y reconocer tu error. Su cónyuge puede estar molesto con usted inicialmente, pero después de que se enfríe lo respetará y confiará en usted porque fue abierto y honesto. Mentirle dinero a su cónyuge tiene enormes repercusiones, incluido el divorcio, así que ni siquiera piense en ir allí si quiere que su matrimonio dure toda la vida.

6. Confíe en su cónyuge
A menos que determine que su cónyuge efectivamente le miente, confíe en que su nuevo cónyuge manejará el dinero. Retener responsabilidades de su cónyuge o ver cada movimiento que hace es condescendiente y humillante. No pregunte cuánto dinero gastó o gastó su cónyuge durante el día. Aprende a soltar el control y solo confiar. Combinar cuentas bancarias es una gran manera de practicar esto.

7. Aprender el uno del otro
No piense en usted mismo como el único y definitivo conocimiento financiero. Existe la posibilidad de que su cónyuge sepa más o tenga más experiencia y sea más disciplinado cuando se trata de manejar dinero. Incluso más probable es que haya algunas cosas que conozca más y algunas cosas sobre las que su cónyuge tenga más conocimiento.

Por ejemplo, sé más sobre hacer compras diarias que mi esposo, como cupones extremos. Por otro lado, mi esposo sabe más acerca de la inversión, por lo que podemos aprender estas cosas el uno del otro.

8. Da el 100% de ti mismo
Pon todo tu esfuerzo en los asuntos financieros de tu matrimonio. Si está dando excusas cada vez que se gasta un juerga o está desperdiciando su presupuesto, no está dando el 100% de su matrimonio o usted mismo, y esa actitud volverá a perseguirlo.

9. Recuerda tus votos
En definitiva, el matrimonio se reduce a los votos que hiciste. Si prometió amar a su cónyuge por más rico o por más pobre, entonces viva así. Sin duda, tendrá tiempos difíciles, así que trate de no dejar que los problemas de dinero los creen o los exacerben. El problema del dinero no es una razón para abandonar el barco, pero es algo para resolver con su cónyuge e incluso puede ser una oportunidad para acercarse.

Palabra final

El matrimonio y el dinero pueden ser engañosos, pero lo mejor que puedes hacer es ser abierto y honesto. Comienza con el pie derecho hablando de administración del dinero y elaborando un plan sólido para lidiar con el presupuesto, el gasto y la inversión. Cuanto antes hagas esto, mejor. Si forma buenos hábitos de administración de dinero como pareja recién casada, podrá trabajar en equipo a través de lo que le depare la vida durante muchos años.

¿Cómo manejan usted y su cónyuge el dinero? ¿Cuáles son algunas de las cosas que han funcionado mejor en su situación?


5 cosas que debe hacer antes de comprar un automóvil

5 cosas que debe hacer antes de comprar un automóvil

Comprar un auto no debería ser como ir al dentista. Muchos compradores de automóviles hacen que su visita al concesionario sea mucho más dolorosa de lo necesario. Un consumidor desinformado es presa nueva de un vendedor sin escrúpulos. Puede evitar que se aproveche preparándose incluso antes de poner un pie en una sala de exposición. El c

(Dinero y negocios)

Apple iPad 2 Review - ¿Es hora de comprar la tableta?

Apple iPad 2 Review - ¿Es hora de comprar la tableta?

Si eres como yo y usas un iMac, tomas un Macbook Pro o Macbook Air y llevas un iPhone, entonces probablemente prestes mucha atención a todos los anuncios de lanzamiento de nuevos productos de Apple, ya sea que necesites un nuevo gadget o no. .También sabe que hubo algo revolucionario en el iPhone, y que el iPad tiene la misma calidad.

(Dinero y negocios)