lutums.net / Cómo comprar un congelador autónomo independiente puede ahorrarle dinero

Cómo comprar un congelador autónomo independiente puede ahorrarle dinero


Si eres como la mayoría de las personas, cuando escuches la palabra "congelador", te imaginas el pequeño compartimiento en tu refrigerador donde vive el helado. No es muy grande, probablemente entre siete y nueve pies cúbicos, pero eso es mucho espacio para una bandeja de hielo y algunas bolsas de verduras congeladas. Lo más probable es que nunca se te haya ocurrido pensar que un congelador puede hacer más que eso.

Sin embargo, un congelador más grande e independiente puede hacer mucho más que almacenar más sabores de helado. De hecho, puede ser un cambio de juego completo en términos de cómo comprar, cocinar y comer. Dependiendo de cómo comas ahora, la cantidad que guardas en las compras con tu nuevo congelador posiblemente podría pagar el electrodoméstico en un año o menos.

Beneficios de los congeladores autónomos

Los alimentos se mantienen mucho más tiempo en un congelador que en el refrigerador, y un congelador autónomo puede almacenarlos en gran cantidad. Esto le permite aprovechar todo tipo de ofertas de alimentos sin tener que preocuparse de que sus compras se arruinen antes de que tenga la oportunidad de disfrutarlas. Con la ayuda de su confiable congelador, puede comprar y cocinar al por mayor, luego guardar la mayor parte de los alimentos para descongelarlos cuando lo necesite. También puede aprovechar al máximo la comida gratis, como productos de jardín, pescado fresco y regalos de comida excedente de amigos y vecinos.

Preserve Garden Produce

Tener un huerto casero es una manera maravillosa de disfrutar de deliciosos y frescos productos con un presupuesto limitado. Sin embargo, es posible tener demasiado de algo bueno. Algunas semanas, su jardín produce más de una sola cosecha: tomates, repollo, calabaza, de lo que posiblemente pueda comer a la vez. Casi todos los jardineros han tenido la tentación, en algún momento, de colar zucchini en el porche del vecino porque simplemente no soportan comer ni un bocado más.

Afortunadamente, si tiene un congelador, no hay necesidad de hundirse a tales profundidades. En cambio, puede almacenar la recompensa de su jardín para disfrutar más adelante. En el frío de febrero, cuando el supermercado no lleva más que insípidos tomates enviados desde miles de kilómetros de distancia, el maíz y el calabacín del verano pasado tendrán un sabor maravilloso.

Hay varias maneras de congelar sus productos de jardín. AllRecipes recomienda blanquear la mayoría de las verduras (sumergirlas rápidamente en agua hirviendo), secarlas y guardarlas bien en bolsas en el congelador, donde las conservarán durante hasta 18 meses. Las frutas frescas pueden congelarse enteras o en almíbar; se mantendrán bien en el congelador por hasta un año. También puede procesar sus tomates en salsa o su albahaca fresca en pesto y almacenarlo en contenedores aptos para congelar para una futura cena de espagueti.

Incluso si no tiene un jardín, puede usar un congelador para conservar el sabor del verano. Por ejemplo, si los amigos de los jardines le ofrecen su excedente, no tiene que limitarse a lo que puede comer de inmediato; puedes aceptar todo lo que estén dispuestos a dar y almacenar el resto para más adelante. También puede abastecerse de sus frutas y verduras favoritas en los mercados de agricultores o cooperativas de alimentos cuando están en temporada y los precios son bajos. Ser capaz de almacenar el exceso de productos podría incluso hacer que valga la pena invertir en una participación de la agricultura respaldada por la comunidad (CSA) que de lo contrario resultaría en demasiada comida para su familia.

Un informe de 2011 del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) descubrió que los estadounidenses pagan un promedio de $ 0.50 por "equivalente en taza comestible" para frutas y verduras frescas. Eso significa que si puede llevarse un litro de productos frescos por semana durante la temporada de crecimiento, de mayo a octubre, ahorrará aproximadamente $ 52 por año. Cuanto más pueda administrar para almacenar, más ahorrará.

Preserva tu captura

Los jardineros no son los únicos que a veces se encuentran con más comida de la que pueden comer. Si sus pasatiempos incluyen la caza o la pesca, probablemente se encuentre llegando a casa después de un día exitoso con suficiente carne o pescado para alimentar a su familia durante días, si no semanas. Es decir, si se mantendría lo suficiente, y si su familia podría soportar comer lo mismo tantas noches seguidas. Un congelador ofrece una solución obvia a este problema. Puedes disfrutar de una o dos comidas de lo que has embolsado de inmediato, y luego conservar el resto para disfrutarlo más tarde.

Congelar tu captura también es útil en esos días en los que los únicos peces que pican son los que no te gusta comer. Si has venido a casa con una canasta llena de pescado azul y no puedes soportar el pescado azul, congela tu pesca y luego ofrecértelo para intercambiarlo con tus amigos y vecinos. A cambio, puedes obtener productos de sus jardines, lana casera o incluso un servicio, como limpiar tus cunetas.

Usar su congelador de esta manera puede ofrecer grandes ahorros. De acuerdo con Butcher & Packer, un solo dólar maduro puede producir alrededor de 70 libras de carne de venado. La misma cantidad de carne fresca, basada en cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), costaría entre $ 255 y $ 544. Incluso si un ciervo es el límite legal, es un ahorro de al menos $ 255 para la temporada.

Comprar en grandes cantidades

Uno de los consejos más comunes para reducir su factura de comestibles es comprar a granel, ya que los paquetes más grandes casi siempre cuestan menos por libra. Desafortunadamente, a menudo son demasiado grandes para una sola persona o incluso para una familia más pequeña. Obtener cinco libras de queso mozzarella rallado por solo $ 10 no es una ganga si no hay forma de que pueda comer tanto queso antes de que se ponga mohoso.

Sin embargo, si tiene mucho espacio en el congelador, puede comprar los paquetes más grandes y congelar lo que no puede usar. Esto hace que sea más fácil obtener el valor de su dinero de una membresía de un club de depósito. Una tarifa anual de $ 50 o $ 60 es mucho mejor cuando puede aprovechar los paquetes de bajo costo y tamaño jumbo de la tienda.

Los productos que puede comprar a granel y congelar incluyen:

  • Carne . La carne es uno de los artículos más caros en el carrito de compras promedio, pero comprar a granel lo hace mucho más barato. Por ejemplo, el BLS pone el precio promedio de pechuga de pollo deshuesada y sin piel en $ 3.13 por libra, pero en uno de mis supermercados locales el mes pasado, puedes comprar un paquete familiar de cuatro a cinco libras por solo $ 1.99 la libra. The Huffington Post informa que todas las carnes se mantendrán durante al menos un mes en el congelador, y los cortes más grandes (bistecs, asados ​​y pollos enteros o pavos) se mantendrán durante un año.
  • Nueces . Las nueces son deliciosas y nutritivas, pero también son caros, tanto como $ 12 por libra. Entonces, cuando encuentras una gran oferta en nueces a granel, es tentador abastecerse. Lamentablemente, solo se conservarán durante unos meses en el estante. Sin embargo, congelarlos evita que los aceites en las nueces se vuelvan rancios, por lo que se mantendrán sabrosos por hasta dos años.
  • Granos . Al igual que las nueces, los granos integrales y la harina integral contienen aceites que pueden volverse rancios después de unos meses. Sin embargo, congelarlos duplicará aproximadamente su vida útil, según el Consejo de Granos Enteros. También los protege de los gusanos de la harina: pequeñas larvas de polillas que pueden infestar los granos almacenados a temperatura ambiente.
  • Pan Si vives solo, no siempre puedes atravesar una rebanada de pan familiar antes de que se quede rancio. Afortunadamente, congelar la parte no utilizada lo mantendrá en buen estado durante un par de meses. Simplemente puede quitar las rebanadas y hacerlas explotar en la tostadora según sea necesario. Congelar el pan también hace que sea más fácil ahorrar dinero horneando el suyo, ya que puede hacer varios panes a la vez y congelar lo que no necesita.
  • Queso . De acuerdo con el cargo de Huffington Post, tanto los quesos duros como los blandos se mantendrán durante hasta seis meses en el congelador. Si compra queso en bloque, rellénelo todo de una vez y congélelo en bolsas grandes: el queso rallado se cocina con la misma rapidez que el queso fresco en pizzas y platos de pasta.
  • Café Muchos esnobs de café argumentan que nunca debes congelar el café porque degrada el sabor de los frijoles. Sin embargo, una prueba de sabor hecha en Serious Eats descubrió que este no es siempre el caso. El café hecho con granos enteros de café sabía mucho mejor cuando los frijoles se almacenaban a temperatura ambiente, pero cuando el café se molía antes de ser almacenado, los suelos congelados realmente producían un café de mejor sabor. Meister, el experto que realizó la prueba, concluyó que si va a comprar café a granel, lo mejor es guardarlo en paquetes herméticos y de tamaño de porción en el congelador. Solo asegúrate de agotar todo el paquete a la vez, y nunca volver a congelar los terrenos descongelados.

Los ahorros de la compra a granel pueden ser bastante impresionantes. Si compras un paquete familiar de pechugas de pollo cada mes en lugar de cinco paquetes individuales de una libra, eso es un ahorro de más de $ 68 al año solo en pollo. De manera similar, comprar una libra de café orgánico y gourmet todos los meses por $ 12 costaría casi $ 40 más por año que comprar tres sacos de cuatro libras a $ 35 cada uno.

Stock up y guardar

Comprar paquetes más grandes no es la única forma de obtener grandes ofertas en la tienda de comestibles. Puede hacerlo igual de bien o mejor si se abastece durante las ventas, especialmente si puede combinar ventas con cupones. Pero si no tiene un congelador, debe limitar este tipo de almacenamiento a productos enlatados y otros productos con una larga vida útil. Con un congelador, puede aprovechar las ventas de alimentos frescos también, comprando carne o productos de varios meses en un solo viaje.

Un congelador también puede ser una bendición para los habitantes de las ciudades que no poseen automóviles y no viven cerca de un supermercado. Si se encuentra en esta situación, un viaje al supermercado más cercano puede ser una gran excursión. Tienes que llevar bolsas pesadas de comestibles a casa en el autobús o el metro, a veces incluso en varios autobuses o metro, o pagar $ 20 o más por la tarifa del taxi. Como resultado, muchos habitantes de la ciudad confían en los costosos mercados locales o comen fuera todo el tiempo.

Sin embargo, para un habitante de la ciudad que posee un congelador, las compras en el supermercado tienen mucho más sentido. En lugar de ir a la tienda todas las semanas, puede hacer un gran viaje de reposición por mes para llenar su congelador. Siempre que solo tenga que pagar la tarifa del taxi una vez al mes, el dinero que ahorra en comestibles es más que suficiente para compensar el costo. O puede omitir el taxi y dar un paseo con un amigo, un favor razonable para hacer, siempre que sea solo una vez al mes.

Si está acostumbrado a comprar en una tienda de comestibles exclusiva y de moda en la ciudad, posiblemente esté pagando el doble de lo que pagaría en un supermercado normal. Cambiar de tienda con la ayuda de su congelador le puede ahorrar hasta $ 175 por mes, o $ 2, 100 por año.

Hacer comidas congeladas

Cuando estás en un horario apretado, no siempre es fácil encontrar el tiempo para cocinar una comida desde cero. Cuando llegas a casa del trabajo tarde y agotado, es mucho más fácil dirigirte a un restaurante que subirte las mangas y comenzar a cocinar.

Desafortunadamente, también es mucho más caro. Según el último cuadro del "USDA sobre el costo de los alimentos en el hogar", es posible preparar una comida casera por menos de $ 4. Por el contrario, una comida de restaurante para uno puede costar desde $ 6 por comida rápida hasta $ 50 por buena comida.

Sin embargo, si tiene un congelador, puede planear estas situaciones preparando comidas congeladas. Estas son comidas totalmente cocidas o parcialmente cocidas que se preparan antes de tiempo y se guardan en el congelador, listas para calentarse y comer. Por ejemplo, puedes hacer una gran olla de chile o una sartén de lasaña, dividirla en recipientes del tamaño de una porción y congelarlos. Entonces, en esos días en que simplemente no tiene la energía para cocinar, puede sacar una de sus "cenas de TV" caseras, meterla en el microondas y disfrutar de una comida caliente en minutos.

Si sustituye una comida de congelador por una comida de restaurante solo una vez a la semana, puede ahorrar más de $ 750 en el transcurso de un año. Además de eso, las comidas congeladas a menudo son más saludables que la comida para llevar, y usted puede controlar exactamente lo que entra en ellas. Eso significa que si lleva una dieta especial, como sin gluten, vegana o paleo, no tendrá que pagar más para que la comida se prepare según sus necesidades.

Desventajas de los congeladores autónomos

Naturalmente, si los congeladores ofrecieran todos estos grandes beneficios sin ningún inconveniente, todos tendrían uno. Sin embargo, la mayoría de los hogares estadounidenses no. Hay tres inconvenientes principales que impiden que las personas compren un congelador por separado: costo, energía y espacio.

Costo

Un congelador es un electrodoméstico importante que cuesta cientos de dólares para comprar. Sin embargo, el precio varía ampliamente según el tipo que elija. Hay tres tipos principales de congeladores:

  • Mini congeladores . Estas pequeñas unidades varían desde poco más de un pie cúbico hasta cinco pies cúbicos de capacidad, más pequeñas que el compartimiento congelador en la mayoría de los refrigeradores. Según ConsumerSearch, es posible comprar un congelador de este tamaño por menos de $ 200.
  • Congeladores de pecho . Este tipo de congelador, como su nombre lo indica, está construido como un cofre, con la puerta en la parte superior. Consumer Reports dice que los congeladores de cofre generalmente se mantienen más consistentemente fríos que los verticales, y es menos probable que provoquen quemaduras por congelación. Los precios de este tipo de congelador oscilan entre $ 200 y $ 1, 000. Puede comprar un congelador de arcones de 15 pies cúbicos, lo suficientemente grande como para almacenar un buey completamente descuartizado, por alrededor de $ 500.
  • Congeladores verticales . Algunas personas prefieren congeladores verticales, con la puerta en el frente, porque son más cómodos de usar. Le dan un acceso más fácil a la comida adentro, y la mayoría no requiere descongelación. Sin embargo, los congeladores verticales son un poco más costosos que los congeladores: entre $ 300 y $ 1, 500. Una unidad de tamaño mediano, entre 15 y 17 pies cúbicos, cuesta alrededor de $ 700.

Energía usada

El costo de tener un arcón congelador no se detiene cuando lo llevas a casa. También tiene que pagar por la electricidad para que siga funcionando. Un congelador de tamaño mediano usa entre 300 y 500 kilovatios-hora (kWh) por año, agregando alrededor de $ 50 a su factura de electricidad.

Aquí, una vez más, el tipo de congelador hace la diferencia. Los congeladores de cofre, como regla, tienden a ser más eficientes que los congeladores verticales. El cofre congelador mejor calificado para 2017 en ConsumerSearch mide 15.69 pies cúbicos y usa 306 kWh por año. El congelador vertical mejor clasificado es ligeramente más grande, con 16.6 pies cúbicos, pero usa 436 kWh por año, más del 40% más.

También puede ahorrar energía eligiendo un congelador con la etiqueta Energy Star. Se garantiza que cualquier congelador con esta etiqueta será al menos un 10% más eficiente que el estándar federal mínimo. Sin embargo, el factor más importante en el uso de energía del congelador es el tamaño. Obtendrá el mejor valor por su dólar eligiendo uno que sea lo suficientemente grande como para almacenar todo lo que desee, y no más grande. Si eres un cazador que planea guardar uno o más ciervos enteros en el congelador cada año, necesitarás más espacio que alguien que solo quiera tener a la mano un mes de comida congelada. Una buena regla general es que un solo pie cúbico de espacio en el congelador puede contener alrededor de 35 libras de alimentos.

Espacio

Para muchas personas, la mayor barrera para comprar un congelador no es el costo: es el espacio. Un congelador de cofre típico de 15 pies cúbicos mide aproximadamente cuatro pies de ancho, tres pies de alto y casi un metro de profundidad. Encontrar un espacio para almacenar algo tan grande puede ser un desafío, especialmente si vives en un apartamento pequeño.

Sin embargo, hay algunas formas de solucionar este problema. Una es elegir un congelador vertical en lugar de un congelador de cofres. Los congeladores verticales son en realidad un poco más grandes que los congeladores con la misma capacidad, pero su huella es más pequeña. Eso puede hacerlos más fáciles de apretar en un área pequeña, como un armario. Según Consumer Reports, un congelador vertical de 22 pies cúbicos ocupa un espacio de piso de 2, 5 pies, mientras que un congelador de cofres de tamaño similar necesita un espacio de dos por seis pies.

También puede ahorrar espacio eligiendo un congelador más pequeño. Un congelador de cofre de cinco pies cúbicos típico tiene solo 30 pulgadas de ancho y 21 pulgadas de profundidad, y aún puede contener alrededor de 175 libras de alimento. Un congelador más pequeño también es más fácil de maniobrar en su lugar, especialmente si tiene que subir escaleras o pasillos angostos.

¿Deberías comprar un congelador?

Casi cualquier persona puede ahorrar al menos algo de dinero usando un congelador. Sin embargo, para algunas personas, la cantidad que pueden ahorrar no es suficiente para compensar el costo del congelador y la energía que utiliza. El espacio que ocupa el congelador también es una preocupación. Algunas personas podrían ahorrar más dinero al dedicar ese espacio a otro electrodoméstico, como una lavadora-secadora compacta que podría eliminar los viajes a la lavandería de monedas.

Aquí hay algunas preguntas que pueden ayudarlo a decidir si un congelador es una buena compra para usted:

  • ¿Cuántas personas viven contigo? Es más probable que saques el valor de tu dinero del congelador si tienes muchas bocas que alimentar. Cuanto más grande sea su familia, mayor será la cantidad de alimentos que es razonable tener a mano. Por el contrario, si vive solo, la sección del congelador en su refrigerador podría ser suficiente para almacenar su alijo de alimentos más modesto.
  • ¿Qué tan grande es el congelador de tu refrigerador? Los refrigeradores modernos tienden a ser mucho más grandes que los antiguos, con mucho más espacio de almacenamiento tanto en el refrigerador como en el congelador. Los compartimientos del congelador en algunos refrigeradores con puertas francesas y uno al lado del otro miden nueve pies cúbicos o más, suficiente para almacenar alrededor de 315 libras de alimentos. Por el contrario, un refrigerador más pequeño con un congelador montado en la parte superior podría tener tan solo tres pies cúbicos de espacio en el congelador.
  • ¿Cuánta carne comes? La carne es uno de los artículos más costosos en el supermercado, lo que significa que también ofrece el mayor potencial de ahorro. Si su familia come carne en casi todas las comidas, puede guardar un paquete al abastecerse de chuletas o pollo cuando obtenga una buena venta. Si su dieta es mayoritariamente o completamente vegetariana, aún puede usar bien el congelador almacenando vegetales y granos, pero estos no son tan caros, por lo que no podrá ahorrar tanto.
  • ¿Caza, pesca o huerta? Si caza ciervos o algo más grande, un congelador es casi una necesidad. Hay tanta carne en un ciervo que es casi imposible, incluso para una gran familia, comer todo antes de que se ponga mal. La pesca y la jardinería también pueden llenar su congelador, pero no en todos los casos. Si traes a casa una cesta llena de pescado cada fin de semana, o si tienes un jardín que mide miles de pies cuadrados, definitivamente querrás un congelador para almacenar todo el excedente. Sin embargo, si solo pescas unos pocos peces al año o si tienes un jardín de bolsillo, probablemente consumas la mayor parte de lo que traes de inmediato, dejando muy poco para el congelador.
  • ¿Tienes espacio para eso? Un congelador solo es práctico si tiene un lugar donde colocarlo y una forma de llevarlo a ese lugar. El espacio debe ser lo suficientemente grande como para almacenar el congelador, con unas pocas pulgadas alrededor para la circulación de aire y dejar espacio para que la puerta se balancee. También necesita acceso a una toma de corriente y debe permanecer a una temperatura razonable durante todo el año. La mayoría de los congeladores no pueden funcionar a temperaturas más frías que 32 ° F o más altas que 100 ° F, lo que elimina algunos garajes y otras áreas sin calefacción. Finalmente, una vez que haya encontrado un espacio que se ve ideal, también debe asegurarse de que haya espacio suficiente para colocar el congelador en ese espacio: subir escaleras, pasar por puertas y pasillos.

Cómo comprar un congelador

Si crees que un congelador es una buena inversión para ti, tu primera decisión es qué tamaño obtener. La experta en vida frugal Amy Dacyczyn, en su libro "The Complete Tightwad Gazette", dice que una buena regla es apuntar a tres pies cúbicos por cada persona en su hogar. Sin embargo, debe ajustar esta cifra hacia arriba o hacia abajo según su estilo de vida. Elige un congelador más grande si cazas o tienes un jardín grande, o uno más pequeño si no tienes jardín.

Luego, piensa en qué tipo de congelador prefieres. Los congeladores verticales tienen una huella más pequeña, y sus estantes interiores facilitan la organización y acceso a todos sus alimentos. Sin embargo, un congelador de cofres del mismo tamaño le dará más espacio utilizable y usará menos energía. Consumer Reports dice que los congeladores de cofre también hacen un mejor trabajo para mantener una temperatura baja constante, lo que significa que son mejores para mantener frescos los alimentos.

Un factor importante en su decisión será la descongelación. Todos los congeladores de cofres deben descongelarse manualmente, un proceso largo que requiere vaciar por completo el congelador, dejar que se derrita la escarcha acumulada y vaciar el agua por el desagüe o por la puerta con una manguera. Esto puede tomar horas, y debe hacerlo aproximadamente dos veces al año para mantener el congelador funcionando de manera eficiente.

La mayoría de los congeladores verticales, por el contrario, se descongelan automáticamente, al igual que su refrigerador. Esto le ahorra mucha molestia, pero también tiene inconvenientes. Los congeladores de descongelación automática son más fuertes y menos eficientes que los modelos de descongelación manual, y es más probable que provoquen quemaduras en el congelador. Debe decidir si la conveniencia de un congelador con descongelamiento automático supera las desventajas para usted.

Finalmente, piense en las características adicionales que le gustaría tener en su congelador. Por ejemplo, si tiene niños pequeños, es probable que desee un candado de seguridad para que no puedan abrir el congelador, o peor, subir al interior sin permiso. Los compartimentos interiores, como estantes, separadores y compartimentos con niveles, pueden facilitar la entrada y salida de alimentos del congelador. Otras características agradables incluyen un ciclo de congelación rápida, que puede congelar grandes cantidades de alimentos rápidamente, o una sección de congelación suave, que mantiene el helado listo para recoger.

Una vez que sepa qué tipo de congelador desea, puede comenzar a buscar modelos específicos que se ajusten a sus necesidades. Revisar sitios como Consumer Reports y ConsumerSearch son un buen lugar para comenzar. Pueden ayudarlo a encontrar modelos que se ajusten a sus especificaciones, que rindan bien y que ofrezcan una buena relación calidad-precio. Busque un congelador que sea silencioso y eficiente, se mantenga consistentemente frío y pueda mantener los alimentos congelados durante al menos 24 horas en un apagón.

Palabra final

Es importante recordar que la comida en un congelador no permanece para siempre. No ahorrará dinero si la comida se estropea antes de usarla. Para evitar este problema, realice un seguimiento de los contenidos de su congelador. Siempre que agregue algo al congelador, etiquételo con la fecha. Luego, cuando sacas los alimentos del congelador, puedes ir primero a los paquetes más viejos y usarlos cuando todavía estén buenos. También puede mantener sus alimentos más frescos al empacarlos correctamente para evitar quemaduras por congelación. Asegúrese de que esté completamente fría, luego envuélvala en varias capas de plástico para sellar el aire y la humedad.

Finalmente, recuerde mantener adecuadamente el congelador. Si lo mantienes al menos medio lleno en todo momento, no tendrá que trabajar tan duro para mantener el contenido frío. Además, si se trata de un modelo de descongelación manual, asegúrese de descongelarlo siempre que la capa de escarcha se acumule hasta alrededor de media pulgada. Mientras cuide bien su congelador, puede contar con él para cuidar bien sus alimentos.

¿Alguna vez has tenido un congelador autónomo? Si es así, ¿cree que le ahorró dinero?


PayPerPost: una forma alternativa de generar ingresos para tu blog

PayPerPost: una forma alternativa de generar ingresos para tu blog

Todavía soy relativamente nuevo en la comunidad de blogs financieros personales, y una cosa que puedo decir es que 9 de los 10 blogs son genuinos sobre querer compartir sobre nuestras luchas financieras personales y nuestros éxitos con la esperanza de ayudarnos unos a otros . Espero que aquellos de ustedes que lean mi blog piensen lo mismo de este blog.

(Dinero y negocios)

Revisión de UPrinting: gane tarjetas de visita y postales GRATIS

Revisión de UPrinting: gane tarjetas de visita y postales GRATIS

Ya sea que necesite materiales de marketing para una próxima campaña publicitaria en el trabajo, invitaciones para la fiesta de cumpleaños de su hijo o incluso impresiones en lienzo de sus fotos favoritas de vacaciones, vale la pena echarle un vistazo a UPrinting.UPrinting es un servicio de impresión comercial en línea que puede manejar el tamaño y el alcance de casi cualquier proyecto, con precios competitivos con otras imprentas nacionales. Lo m

(Dinero y negocios)