lutums.net / 4 malos hábitos de transporte en Estados Unidos: cómo ser socialmente responsable

4 malos hábitos de transporte en Estados Unidos: cómo ser socialmente responsable


El transporte es lo que nos mueve. Todos dependemos del transporte para viajar hacia y desde la escuela, el trabajo y la recreación, por lo que nadie puede eliminar los costos sustanciales del transporte completamente de sus presupuestos. Desafortunadamente, los consumidores estadounidenses tienen varios hábitos de transporte desagradables que son insostenibles, ineficientes y perjudiciales para el interés público en términos de salud pública, hábitos de gasto comunitario y seguridad nacional. Estos hábitos terminan costando a los consumidores más que solo dinero, lo que hace que sea importante reflexionar sobre alternativas asequibles y socialmente responsables a las prácticas de transporte típicas.

No hay muchas soluciones fáciles para estos complejos problemas de transporte, pero un pequeño esfuerzo conjunto de todos puede cambiar el curso de los hábitos estadounidenses y sus consecuencias asociadas.

Malos hábitos de transporte

Si bien los hábitos de transporte en los Estados Unidos varían según la localidad y el individuo, la evidencia sugiere que muchas personas, por una variedad de razones, toman decisiones cuestionables:

1. Los estadounidenses usan demasiado combustible por habitante

El uso estadounidense de la energía a base de petróleo continúa superando al resto del mundo. Según la Administración de Información de Energía de EE. UU., En 2012, los estadounidenses consumieron 18, 6 millones de barriles de petróleo por día, lo que hace que Estados Unidos sea el líder mundial en el consumo de petróleo. Según el Departamento de Energía de los Estados Unidos, la población de los Estados Unidos ha crecido un 24.1% en los últimos 20 años, pero ha visto un aumento del 38.1% en el uso de energía para el transporte. Esto significa que la tasa de energía utilizada para el transporte ha crecido un 50% más rápido que la población estadounidense. Pero los productos energéticos a base de petróleo son un recurso no renovable, lo que significa que a medida que los estadounidenses (y los ciudadanos de otras naciones) aumenten su consumo de energía, los precios seguirán aumentando y los recursos seguirán agotándose.

A pesar de que recientemente se descubrieron nuevas fuentes de petróleo, el problema sigue siendo el mismo: una vez que se agotan los combustibles fósiles no renovables, no importa cuándo se agoten, se han ido para siempre. Esta realidad es un problema en varios niveles:

  • Medio ambiente En primer lugar, el entorno recibe un golpe cuando las personas de cualquier nación agotan un recurso no renovable. El tapping y el transporte de petróleo pueden destruir entornos naturales y crear derrames de petróleo desastrosos. Además, el petróleo quemado es también un contaminante bien conocido que contribuye al aumento de las emisiones de carbono, lo que ha contribuido al reciente y rápido aumento del calentamiento global. La ocurrencia del calentamiento global está bien documentada y está relacionada con el derretimiento de los casquetes polares, el aumento en los niveles oceánicos, la muerte de especies animales y la volatilidad de los patrones climáticos y los desastres naturales.
  • Dependencia extranjera . La Agencia de Información Energética de EE. UU. Informa que aproximadamente el 40% del uso de energía neto de Estados Unidos proviene de fuentes extranjeras. Esto puede resultar problemático desde una perspectiva de relaciones exteriores, particularmente cuando los Estados Unidos se encuentran en una posición en la que intentan proteger su acceso al petróleo extranjero. El mismo George Washington advirtió a las futuras generaciones con la directiva de "mantenerse al margen de las alianzas permanentes con cualquier parte del mundo exterior". Estados Unidos requiere casi la mitad de su petróleo de fuentes extranjeras, lo cual es claramente un endeudamiento que requiere que la nación actúe cuando fluya del petróleo se ve amenazado, ya sea a través de la guerra, la postura política o alianzas con dudosos líderes extranjeros.
  • Impacto social . Y desde el punto de vista de la responsabilidad social, los productores de petróleo están agotando recursos fuera de los Estados Unidos, poniendo a los trabajadores internacionales en riesgo de explotación. El trabajo en el campo petrolífero es notoriamente peligroso, y muchos de los trabajadores extranjeros contratados para hacer este trabajo sucio reciben salarios lamentables y poca protección si resultan heridos o mueren en el trabajo.

2. Los estadounidenses evitan la inconformidad mediante el uso de automóviles

De acuerdo con la Geografía de Sistemas de Transporte Urbano del Dr. Jean-Paul Rodrigue, la mayoría de las personas optará por viajar en automóvil si se les presenta la opción entre un automóvil, autobús, tren o bicicleta. Esto es cierto para individuos en todo el mundo, y no solo para los estadounidenses. El acceso a un vehículo mejora el nivel de comodidad, la velocidad de desplazamiento y la comodidad general de una persona.

Debido a que a los estadounidenses a menudo se les da la opción de viajar en automóvil en lugar de en otros modos de transporte, la mayoría de los consumidores optan por viajar en vehículo. De hecho, el 88% de los viajes diarios a Estados Unidos se completan con el uso de un vehículo privado en lugar de otro medio de transporte.

El uso de un automóvil no es necesariamente algo malo. La propiedad del automóvil se ha visto durante mucho tiempo como un indicador del éxito económico a nivel nacional, y nadie puede culpar a una persona por preferir la comodidad a la inconveniencia. Pero a veces, la conveniencia tiene un costo considerable. Viajar en auto para realizar viajes sencillos por la ciudad puede aumentar el consumo de combustible per cápita, reducir la interconectividad del vecindario y agotar los espacios verdes de la comunidad al exigir carreteras y espacios de estacionamiento adicionales.

3. Los estadounidenses gastan demasiado tiempo en el automóvil

Viajar en automóvil aumenta el consumo de petróleo per cápita de los Estados Unidos y también puede tener efectos adversos en la comunidad, pero la cantidad de tiempo que los estadounidenses gastan en sus viajes diarios también está vinculada a una crisis de salud pública.

Según la Asociación Estadounidense de Salud Pública (APHA), el estadounidense promedio condujo 10, 000 millas en automóvil en 2008. La APHA declara que esta cantidad de manejo está relacionada con altas tasas de obesidad, problemas respiratorios relacionados con la contaminación y lesiones y muertes en el automóvil colisiones. De hecho, la APHA continúa afirmando que la cantidad de tiempo que los estadounidenses pasan manejando reduce la calidad de vida y la duración de la vida debido a las condiciones de salud relacionadas con la conducción. Los Estados Unidos gastan entre $ 372 y $ 402 mil millones para abordar estos problemas relacionados con la conducción.

4. Los estadounidenses gastan demasiado dinero en transporte

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU., Los estadounidenses gastaron el 16, 9% de sus ingresos anuales en transporte. En comparación, los estadounidenses gastaron solo el 7.3% de sus presupuestos anuales en transporte en 1949. Según un estudio publicado por Hofstra, otros países desarrollados tienden a acercarse más al gasto del 10% al 12% de sus ingresos anuales en transporte.

La asignación de los presupuestos personales para el transporte se ha más que duplicado en la historia reciente de Estados Unidos, lo que significa que hay menos presupuesto estadounidense disponible para otras compras o inversiones con un rendimiento neto. Considere, por ejemplo, que Estados Unidos tiene una tasa de ahorro neto cercana a cero, según Reuters. Reexaminar nuestras prioridades no solo reduciría nuestra dependencia del transporte, sino que también aumentaría los ingresos disponibles para dedicarnos al ahorro.

Solución de problemas de transporte en los Estados Unidos

No hay una respuesta única cuando se trata de resolver los problemas de transporte de los estadounidenses: los problemas actuales de transporte que enfrentan los estadounidenses se desarrollaron con el tiempo y todos los hábitos tienden a durar. Pero hay varias soluciones pequeñas que pueden marcar la diferencia si las familias y las comunidades comienzan a tomar decisiones diferentes:

1. Reduzca creativamente su consumo per cápita

No tiene que comprar un automóvil híbrido para reducir su consumo de productos derivados del petróleo. En cambio, sé creativo. La mayoría de los estadounidenses tienen que viajar al trabajo, pero hay formas de reducir el consumo que son financieramente factibles y viables dentro de su estilo de vida actual.

Pregúntele a su jefe si puede teletrabajar al menos un día por semana para ahorrar en el consumo en el transcurso del año. Pruebe compartir el automóvil o tomar el transporte público varias veces por semana. Además, asegúrese de que el motor de su automóvil funcione correctamente y que sea lo más eficiente en combustible posible. Cada una de estas opciones realmente puede ahorrarle dinero mientras reduce su consumo de petróleo.

2. Adopta la Inconveniencia Ocasional

Incluso si el transporte público no es una opción viable para usted, existen formas de aceptar inconvenientes para el bien de su comunidad. Lleva una bicicleta a la tienda de comestibles. En lugar de llevar a su hijo al parque, cárguelo en una carriola para trotar y camine una milla. Una vez más, puede ser creativo con la forma en que desea abrazar las molestias, pero incluso puede descubrir que el ritmo de vida más lento es una bocanada de aire fresco.

3. Evitar sentarse en el tráfico

Los desplazamientos diarios son los culpables de la mayoría de los tiempos de conducción de los estadounidenses, y estos viajes a menudo son inevitables. Pero si pasa más de una hora al día en su automóvil, corre un riesgo especial de sufrir obesidad, problemas cardíacos, muerte prematura, dificultades para respirar y accidentes de tráfico. No importa la duración de su viaje, este tipo de riesgo merece un poco de atención. Intente abordar el tiempo de manejo de forma creativa trabajando el tiempo flexible para que pueda evitar las horas pico de tráfico.

Además, considere solicitar a los líderes de su ciudad que proporcionen un sistema de transporte público viable que funcione en su propia infraestructura. Los autobuses, por desgracia, usan las calles de la ciudad al igual que los automóviles, por lo que no son inmunes a la congestión. Si bien esto no es una solución rápida, establecer una infraestructura en tu ciudad que ayude a los viajeros a evitar los patrones de tráfico es una buena manera de asegurarte de no desperdiciar tu vida y tu salud en un viaje diario al trabajo.

4. Vive simplemente en un mundo que no lo hace

Muchas familias estadounidenses tienen más de un automóvil, y cada automóvil requiere sus propias facturas de gas, seguro y reparación, sin mencionar los pagos mensuales en curso. Si es posible, comparta solo un automóvil entre todos los miembros de la familia. Sí, esta solución es inconveniente, pero se ha establecido que la conveniencia puede tener un costo sustancial.

Si su familia no puede hacerlo con un solo automóvil, considere la posibilidad de operar en uno de los autos que tiene un pago mensual por un vehículo que puede pagar en su totalidad. Esto lo ayudará a evitar los costos sustanciales de llevar dos préstamos para automóviles, y también puede reducir los costos del seguro.

Palabra final

Los costos asociados con los hábitos de transporte estadounidenses son altos, y no son todos los costos financieros. Los hábitos de transporte estadounidenses tienen un impacto negativo en el medioambiente, la salud y la independencia financiera de toda la nación. Los hábitos con riesgos sustanciales merecen consideración y soluciones potencialmente inconvenientes si significa que la nación puede disfrutar de alternativas sostenibles y saludables. Considere cómo puede abordar creativamente sus hábitos de transporte para reducir el consumo de combustible y mejorar su comunidad, su salud y su bolsillo.

¿Cómo mantiene sus costos de transporte lo más bajo posible?


¿Qué es una hipoteca de pago por globo?

¿Qué es una hipoteca de pago por globo?

Las hipotecas vienen en muchas variedades diferentes y si su situación es inusual, es posible que reciba un tipo de hipoteca inusual.Uno de estos tipos de hipotecas menos utilizados se conoce como una hipoteca global, también conocida como hipoteca de pago global.En este artículo, analizaremos qué es y cómo es diferente, cuándo puede usarlo y sus ventajas y desventajas.¿Qué

(Dinero y negocios)

¿Qué es una prohibición de gasto? Reglas, beneficios financieros, ventajas y desventajas

¿Qué es una prohibición de gasto? Reglas, beneficios financieros, ventajas y desventajas

Ha estado apareciendo en Internet desde hace años. Conocido de diversas maneras como una prohibición de gastos, compras rápidas o dieta de consumo, tiene innumerables blogueros cantando sus alabanzas. Afirman que reducir drásticamente las compras les ayudó a poner en orden sus vidas financieras, pagar las deudas y alcanzar otras metas importantes.Si o

(Dinero y negocios)